Ser consciente de lo que estás usando en tu cuerpo es importante! Por eso, si no tienes claro cuál es la diferencia entre los sulfatos y la sal, lee lo que tenemos para contarte acerca de los ingredientes que contienen la mayoría de shampoos.


Empecemos con los sulfatos, que son detergentes muy usados por su bajo precio. Casi el 90% de los shampoos y jabones los contienen (incluso en algunos productos que dicen ser “naturales”). Estos detergentes forman alta espuma, lo que significa que no tienes que utilizar mucho, pero no son buenos para el cuero cabelludo ni para la fibra capilar, ya que maltratan, resecan y causan alergias e irritación.


Usar shampoos libres de detergentes o sulfatos tiene muchas ventajas: es suave con el cabello, no arrasa con el color, brinda todas las ventajas de no poner químicos en la piel y además no te expone a un componente carcinógeno que pueden contener los sulfatos, llamado 1,4-dioxane.


Cómo reconocer los sulfatos? Busca en la lista de ingredientes: Sodium Lauryl Sulfate, Sodium Laureth Sulfate, Ammonium Lauryl y Laureth Sulfate.


Ahora, para reconocer si un shampoo contiene sal, sólo hay que buscar que no contenga “sodium chloride”. Este componente se usa en los shampoos porque mejora su viscosidad. Es recomendable evitarla porque reseca el cabello.