Sabes por qué los derivados del petróleo están catalogados como el quinto tóxico más peligroso usado en cosméticos?

Mineral oil, paraffinum liquidum o petrolatum, son los derivados del petróleo y están por todo lados: cremas, acondicionadores, brillos para labios, tratamientos para el cabello e incluso en aceites para bebes. De acuerdo con la organización EWG hay riesgo que estos derivados estén contaminados con polycyclic aromatic hydrocarbons (PAHs), un compuesto cancerígeno que contiene el petróleo.


Un estudio publicado por la revista Pediatrics en el año 2000 encontró que los bebés con bajo peso al nacer y tratados con petrolatum, eran más propensos a desarrollar candidiasis sistémica. Esto puede deberse a que la piel queda con una cubierta plástica que bloquea la epidermis, dejándola incapaz de absorber la humedad del ambiente.


Los derivados del petróleo son amigables con el medio ambiente?


Estos químicos provienen del petróleo crudo, el cual no es un recurso renovable. Por supuesto, el volumen de los ingredientes en un frasco de vaselina o una botella de crema hidratante corporal no se acerca a la utilizada como combustible para automóviles. Pero la preocupación por nuestro planeta y sus recursos es otra razón por la que en Karé Organics sólo usemos aceites de origen vegetal como: argán, brócoli, almendras y camelia. Si además tenemos en cuenta que estos derivados son ingredientes vacíos, es decir, no contienen vitaminas ni otros nutrientes para la piel o el cabello, queda confirmado que no son ingredientes confiables para nuestro bienestar.